La edad a la hora de emprender

La edad a la hora de emprender, es importante o no?

Hola, muchos opinan y dicen que sin importar la edad, cualquier momento es oportuno para emprender un proyecto o negocio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuál es tu opinión?, crees que la edad a la hora de emprender es un factor determinante para el éxito?

Hace unos días conversaba vía Zoom con una persona que estaba muy entusiasmada en empezar a vender usando su propia Tienda Virtual dentro de htttp://tiendaonline.site, pero había algo que la frenada, no lo comprendí hasta que me expuso sus razones, hoy te las comparto y también te comparto como juntos llegamos a superar es barrera.

Esta persona tiene  a la fecha en que estoy escribiendo este artículo al rededor de 55 años, esta persona expresa que tiene temor de que las cosas no le salgan bien, bueno creo que todos en algún momento experimentamos esa situación, sin embargo quí hay un factor importante ella mencionó “No tengo Tiempo de Equivocarme”.

“Esta frase me estremeció”, luego ella manifestó que si tuviera 20 años de seguro no le importaría equivocarse. Tu Que opinas de ello, tiene razón esta persona??

Bien… quiero que me dejes tus comentarios antes de que continúes leyendo, ¿podrás?

Yo no te voy a decir si estoy de acuerdo o no, pues mi opinión no importa, importa “Tu opinión”.

….. Par poder concluir juntos ….. Ahora te contaré otra situación, se trata de un joven de 22 años, el cuál también desea empezar con su negocio a través de E-commerce comercializando carteras, no tiene capital, no tiene experiencia, pero tiene juventud, felizmente este es un caso que me ocurrió meses antes.

Este joven manifestaba que a pesar de estar familiarizado con la tecnología, él pensaba que era muy joven y que aún tenía tiempo en el futuro para empezar, pues sentía que debía de ganar mas experiencia, manifestaba que si “fallaba por falta de experiencia” entonces tal vez eso no lo podría superar y marcaría el resto de su vida (Algo trágico para mi gusto).

Ahora.. Tu ¿Que opinas de este joven?

Te digo un secreto evidente…. Ambos tienen miedo, la diferencia es que ambos usan excusas diferentes para crear una razón o justificación, pues no queda bien decir.. “Me da vergüenza y miedo tener que empezar algo nuevo, que van a decir de mi si fracaso”

Tal vez esté siendo demasiado duro, sabes también tengo miedo cuando voy a invertir o voy a empezar algo nuevo, sin embargo vale la pena aún con el miedo hacerlo, el miedo va desapareciendo cuando se tiene mejor conocimiento y mayor confianza en uno mismo.

Las cosas siempre podrán salir mal, pero también siempre podrán salir bien. Pero si no empezamos, definitivamente las cosas seguirán igual.

Mi querida amiga de 55 años, tomo su experiencia, se paró sobre ella, y miró por encima de todos y así pudo dejarse guiar, implementar lo que consideraba algo demasiado nuevo para ella.

Te dejo un gran abrazo, y espero tu punto de vista es lo mas importante.

Un abrazo,

 

 

 

Fernando Calagua

 

La mala suerte del emprendedor

La mala suerte del emprendedor, un síndrome que ha echado a perder muchas oportunidades

 

Recuerdo que cuando abandoné el primer y único empleo que tuve hace 12 años, mi jefe y aún más el jefe de mi jefe se tomaron una hora de su  tiempo para reunirse conmigo y explicarme el riesgo de mi decisión, lo difícil que podía tornarse mi vida si no tenía la certeza de que a fin de mes en mi cuenta de banco estuviera el depósito de mi sueldo.

Fue como una sesión para impartir miedo y terror hacia mi persona y no lo niego, en verdad tuve miedo, pase noches reflexionando si debía en verdad arriesgar y empezar un camino fuera del “empleo seguro”, sin embargo sentí que era el momento, sentí que si no lo hacía en ese momento no lo haría jamás, así que mantuve mi decisión firme y continúe adelante.

Mis compañeros me dijeron, que las cosas no funcionarían, que las cosas no irían bien, y sabes una cosa….. En verdad no fueron bien, si tu ya has leído mi historia sabes que pasó luego. En este momento he querido traer a la memoria esta etapa de mi vida por que quiero tocar un tema que tiene que ver mucho.

Me preocupa de sobremanera cuando encuentro a una persona que se queja constantemente de su situación, pero que cuando se le presentamos alguna alternativa para cambiar y mejorar simplemente se siente pesimista y dice “Eso no va a funcionar”, “Eso no es para mi”, “Eso es mentira”, “No creo que lo pueda hacer”. La actitud es muy pesimista, muy negativa y no se da ni una oportunidad a ver el panorama desde otro ángulo. Las afirmaciones negativas de hecho son ciertas para estas personas porque es eso lo que creen, ellos no necesitan que nadie les infunda siquiera temor, ellos ya lo tienen.

Uno de los verdaderos motivos por los cuales alguien reacciona de esta manera ante una oportunidad de negocio aún sin siquiera analizarla es el MIEDO, el mido que durante toda su vida personas como los ex-jefes que tuve les han venido infundiendo, aún los mismo padres hoy lo hacen con sus hijos, infundiendo temor si es que lo pequeños no estudian o no se esmeran.

Este miedo a lo desconocido hace que el rechazo, el sarcasmo y la negatividad sean el mejor escudo.

Pero las cosas no terminan ahí, hace unos párrafos mencioné que cuando empecé a trabajar de manera independiente las cosas no fueron bien, y eso es algo que casi siempre ocurre y que es llamado como la mala suerte del emprendedor.

Si aún con todo el temor de empezar algo nuevo, logras empezar, existe una necesidad inconsciente de dependencia, de querer que alguien nos proteja, que alguien se responsabilice y sea el culpable de nuestro fracaso.

TODOS PREFERIMOS EN ALGÚN MOMENTO CULPAR A OTROS POR NUESTROS FRACASOS Y NO ACEPTAR QUE SI HEMOS FRACASADO ES POR NUESTRA CULPA,POR NUESTRA INCAPACIDAD.

Es más fácil echarle la culpa a otros que a otros, entonces cuando alguien empieza una nueva oportunidad de negocio y las cosas no empiezan bien, es más fácil decir “Ya vez yo sabía que esto no funcionaría” a decir “Que tengo que aprender para que esto funcione”

 

Asé el emprendedor va viajando de negocio en negocio, de oportunidad en oportunidad, de idea en idea, sin tener perseverancia y fe en él o en ella misma y acaba siendo victima de “La mala suerte del emprendedor”, entonces cuando ve a otra persona empezando su proyecto, con la ilusión de que las cosas van a mejorar, lo que hacen es decirles que todo irá mal, que todo es mentira, que son falsas ilusiones.

Puedes ver en esta actitud algo de constructivo, algo de favorable para alguien, pues la verdad que no hay nada que beneficie a nadie.

Muchos creen aún que la única forma de ganar más dinero es trabajar más horas o buscar un empleo extra y cuando ven que alguien hace algo diferente lo tildan de loco o de mentiroso.

 

Entonces… ¿Cuál es el camino?

En verdad existen muchos caminos para lograr conseguir el éxito de tu emprendimiento pero aquí resumo unos cuantos que lo he vivido en carne propia.

  • No buscar la aprobación de la gente.
  • No escuches a los pesimistas y negativos.
  • Junta te con personas que piensen como tu.
  • Estudia, lee y aprende de los mejores en tu campo.
  • Enfoca te en ayudar a las demás personas.
  • Cree en ti fervientemente.
  • Nunca te rindas.

Así no habrá mala suerte que te detenga y mucho menos buena suerte que te ayude, pues la buena suerte es solamente el encuentro entre una oportunidad y la preparación. Si un buena oportunidad llega a tu vida y tu no estás preparado, no la verás, pasará frente a ti y no te darás cuenta, por otro lado si estudias, te preparas y aprendes mucho y no sales a buscar oportunidades entonces tampoco lograrás mucho.

Estoy seguro que este artículo te ayudará a esclarecer tu panorama,  entiendo que entre tanto ruido de negatividad y pesimismo es muy difícil ver mas allá de la niebla.

Si sientes que este artículo puede ayudar a otra persona compártelo en Facebook o en por correo.

Un abrazo,

Fernando Calagua